#socialmedia

Un vídeo-crítica a las redes sociales por parte de un hombre que no está conectado a ninguna (¿cómo lo hace?). 9000 fotos, 5 días, no quiero ni saber cuánta pintura, para conseguir esta obra:

Lo que dice su autor:

“La ironía de mi obra es que este vídeo será blogueado, republicado y retuiteado por las redes sociales de todo el mundo. A disfrutarlo.”

Un poco exagerado el hombre en su crítica, pero está bien hacernos pensar (creo que menos Instagram uso todas las demás que salen), así que yo lo difundo por blog, espero que no me critique mucho por ello 😉

Fuente:

Anuncios

Una de monólogos

Buenos días gentecillas que visitáis esto de forma no obligada por mí. Se agradece esto de tener visitas en el blog que no son de compromiso (dicho así parece que tenga en mi sótano a la familia de alguien para que visite esto, pero no, tranquilos, no he llegado a esos límites… lo mío es más la presión psicológica). Hoy traigo algo más ligero que la última vez, que un poco de humor está bien y Leo Harlem lo borda.

Y es que hay gente a la que le parece mal que tengamos tan pocas medallas en las olimpiadas, o al menos tan pocas de oro. Los que dicen eso no han oído que estos juegos están diseñados para los guiris:

Y después de ver deportes en la tele (no me miréis así, el sillónball, el zapping y batir récords de clics en Internet todavía no están considerados deporte) qué mejor que salir a cenar fuera, a uno de esos restaurantes modernos tan chulos, esos en los que tienes que diferenciar la parte comestible del plato de la flor que lo decora:

Cuando sales de un restaurante de esos lo bueno es salir a dar una vuelta. Esto ha cambiado, antes salías con los amigos y lo que pasaba de fiesta se quedaba de fiesta, salvo cotilleos. Ahora no, ahora lo que pasa de fiesta se queda de fiesta, y en facebook, y en twitter y algunos hasta en sitios peores con menos privacidad. Y es que las redes sociales son un peligro, por eso Leo Harlem nos da un repaso de las más famosas y nos propone ir al campo:

Nota: la autora de este blog no se responsabiliza de posibles malas miradas si os han pillado viendo estos vídeos en el trabajo y riéndoos sin poder parar. Yo sólo paso el material 😉