Tengo miedo

Sí, yo, con lo valiente que soy, tengo miedo de Milady, no de mí, bueno sí, no estoy loca (tanto), es que me he enterado hace poco de que para 2014 van a hacer una nueva serie sobre mi, ellos dicen que es sobre Los tres mosqueteros, pero todos sabemos que soy pieza fundamental, y el personaje que peor suelen tratar las adaptaciones. Esta vez va a ser la BBC, que tiene gracia que una cadena inglesa haga una serie con tanto protagonista francés, al menos esta vez Buckingham no irá vestido como Tino Casal… ¿verdad? ¿verdad? Y ya puestos, ¿dejarán los detalles escabrosos o volverán a endulzar todo para que sea apta para todos los públicos? Porque es increíble como puedes hacer que D’Artagnan mate a 30 espadachines de la guardia del cardenal en dos minutos sin despeinarse y no pasa nada, pero si lo pones ligando con una mujer casada… ahí ya empiezan a temblar los guardianes de lo decente, y Milady y decente no son dos palabras que mariden bien.

Como es un poco largo por las fotos sigue leyendo tras el salto para saber más:

Sigue leyendo

Los títulos… de Milady

Hace casi un año que abrí este blog, lo que yo no sabía es que lo seguiría escribiendo meses después, y mucho menos que hasta lo leería gente. Y yo, inocente de mi (bueno, algo inocente, eeeh, un poco más inocente que ahora), fui escribiendo entradas y poniéndoles los títulos que me parecían sin pensar mucho más.

Me han avisado de que pasa una cosa curiosa con esto, y es que WordPress pone quién ha escrito cada entrada, con lo que se lee el título que yo ponga… de Milady:

Y yo con estos pelos de Milady

Y yo con estos pelos de Milady

Esto no sería nada, si yo pusiera títulos inocentes, pero ha dado lugar a frases bastante curiosas:

Huracán Sandy, realidad y ficción, las fotos falsas de Milady

Leído así parece la portada del Hola o el Cuore: “Desvelamos las fotos falsas de Milady, ¡¡ese culo era photoshop!!!” Qué escándalo si se descubriese algo así, no, no, yo saco mis fotos al natural. Vamos, que por aquí no vais a ver una foto mía ni en sueños, pero con cariño eh 🙂

Cría virus y te sacarán las fotos de Milady

¿Las falsas o las reales? Y ya puestos, ¿qué fotos quieren sacar con un virus? porque las normales no son tan complicadas de conseguir… ehhh… creo que es buen momento para avisar de que no tengo fotos subidas de tono, espero.

sp-studio

Algunos dirán que esta de Milady es falsa, incluso dirán que no es una foto… (Imagen creada en http://www.sp-studio.de/ )

Extraños en un tren de Milady

Fíjate, si hasta tengo un tren propio y todo, estas cosas se avisan, que le he dejado ya medio riñón a Renfe…

Inventos curiosos de Milady

Leyendo los antedecentes penales de Milady de Winter, su facilidad para envenenar, y otras de sus habilidades, no sé si nunca debieran ver la luz esos inventos, o tengo mucha curiosidad por saber cómo son.

Culos hacia adentro y otros desastres de Milady

Pobre Milady, igual no tengo el culo de Jennifer López, pero hacia adentro no, sería una vergüenza con esos corsets, un escándalo en la corte, y no soy tan torpe como para que se hable de mis desastres (bueno vale, yo misma me estoy riendo ahora de mis desastres con los títulos).

Mujeres de Milady

Lo de ser chica Almodóvar es muy del siglo pasado, ahora lo que se lleva es ser una Mujer de Milady, que dicho así parece que me haya cambiado de acera, pero no.

Talentos de Milady

Esto  suena a título de peli porno. ¿Tengo que aclarar que no me he pasado al porno?

Sin manos de Milady

A saber qué hace Milady sin manos, y viendo el título anterior…

¿Qué llevas puesto de Milady?

Vale, con este se van a pensar que regalo mi ropa por ahí, no debí contar la historia de aquel sujetador…

Una de pelis de Milady

Pero de pelis normales eh, no porno.

Trailers menos ortodoxos de Milady

Bueno, eso de “menos ortodoxos” ya va dejando lugar a dudas, ay, voy a acabar con mi reputación yo solita  a este paso…

Efecto Barbra Streisand y un video porno de Milady

Ehh… esto… jo, así no puedo negarlo, eh, era joven, necesitaba el dinero, era una simple entrevista de trabajo…

Informática vs usuarios de Milady

Y además tengo usuarios propios, ¿quién usa a quién?

Una de monólogos de Milady

Al menos tengo humor, eso está bien, va mejorando…

Cuando Donald vivió con los nazis de Milady

Ya me vale, una cosa es ser una asesina en el siglo XVII, pero esto de tener nazis propios no eh… no, esto deben ser rumores infundados.

Día D de Milady

Por supuesto, el día D es por mi, soy una De Winter, Milady De Winter.

Internet: donde la ideología es más peligrosa que el porno de Milady

Vale, mis títulos no sólo dicen que hay porno mío si no que además se insinúa que es peligroso, hay que joderse.

Milady no quiere ser descubierta en ciertas situaciones... (Imagen creada en http://www.sp-studio.de/ )

Milady no quiere ser descubierta en ciertas situaciones… (Imagen creada en http://www.sp-studio.de/ )

Se busca a un gascón llamado D’Artagnan

¿Alguien tiene algo para borrar la memoria? Me vendría bien. Ayer cometí un error, vi la película Los tres mosqueteros (2011). Ya sabía que no tenía que esperar gran cosa, que no era buena y que salían dirigibles, pero es que ahí está el problema, meter dirigibles en una historia de mosqueteros en el siglo XVII es la menor de las traiciones que han perpetrado contra el libro. Sólo se parecen los nombres a la historia de Dumas (padre).

Aquí el cartel de semejante… cosa.

Si alguien no la ha visto y es tan insensato como para no huir y verla, que deje de leer, porque a partir de este momento los spoilers se van a contar por docenas en este artículo, si alguien quiere hacer algo más sensato como leerse el libro o ver una película decente sobre el tema que sepáis que también va a haber spoilers sobre la historia real, avisados quedáis.

Una historia Disney

Si la versión de Disney sobre esta novela ya era edulcorada y suavizada, no es nada con respecto a esta película. El puritanismo reinante en Hollywood parece que no les permite contar cuernos en una historia de aventuras, pues que no destrocen una de mosqueteros, que cojan otra cosa. ¿Qué es eso de hacer que la reina quiera al rey? No, era un matrimonio de conveniencia entre una princesa española y un monarca francés, y esta le pone los cuernos con el valido inglés, lo cual puede desestabilizar el país y llevar a Francia a la guerra con Inglaterra si se descubre. Pero no, era demasiado para la película así que se han sacado de la manga una traición por parte de los “malos”, para que se inventen una relación entre la reina y Buckingham, cargándose de un plumazo toda la influencia que la vida privada de los monarcas tenía en política en aquella época. Claro, así se ahorran decir que un tipo enamorado de la reina es capaz de caer en las redes de seducción de Milady. Redes en las que sería difícil caer con esa Milady, pero lo dejo para más adelante. Por supuesto aquí Constance Bonacieux no está casada con el señor Bonacieux y los sentimientos de D’Artagnan hacia ella no flaquean en toda la película, tampoco por conocer a Milady… ¿Se han leído siquiera el libro antes de rodar?

Malos de chiste

Christoph Waltz, el actor que hace de Richelieu parece que se lo toma a broma, probablemente la reacción más acertada ante la tarea de rodar semejante engendro. Como decían en este tqd, Buckingham es una especie de Tino Casal maligno y torpe, ¿tan difícil era entender que era enemigo político de Francia y eso no lo hace necesariamente mala persona en todos los aspectos de su vida? ¿Demasiado complejo? ¿Qué edad mental creyeron que tenía el público que va a ver esta película?

Los mosqueteros no se parecen ni en el uniforme

¿Aramis un cura seductor que va de flor en flor? Desde luego en el libro Aramis es un hombre muy espiritual pero que ha tenido sus flirteos con las damas, entiende el amor de otra manera, no tirándose a una que acaba de ver en un canal veneciano en 10 minutos que tiene libres en mitad de una misión, más bien es un hombre capaz de batirse en duelo rápido para que le de tiempo después a terminar un poema.

Porthos, bueno, a Porthos en la película ni se molestan en presentarlo un poco, con decir que es un poco bestia y que acepta dinero a escondidas de las damas ya creen que lo dejan descrito. Ni siquiera cuentan su sueño de casarse con una viuda rica.

Athos, empieza la película amando a Milady y besándola exageradamente mientras está en una misión con los mosqueteros, primer error, Athos estaba casado con ella antes de ser ella Milady y él uno de los tres mosqueteros, de hecho sus amigos poco saben de su amor. Lo describen como un líder inteligente que lleva a cabo los planes y sale borracho apenas dos minutos en la película. ¡ERROR! Tras la traición de su amada se alistó en los mosqueteros, bebe mucho, no es así, y desde luego no va contando a cualquiera su historia de amor, incluso mata a quien conozca su verdadero nombre, D’Artagnan se entera mucho más tarde cuando él mismo ya ha caído en las garras de Milady, con la cual Athos no tiene relación en la corte.

Y todos ellos, en la película, sólo se baten contra la guardia del cardenal, que por supuesto es mala, o contra gente que lo merezca, en la novela son capaces de batirse en duelo por cosas como una partida de cartas, como buenos hombres del XVII.

Descuartizan a Milady

Milla Jovovich haciendo de Milady de Winter, se pasa media película con esa cara enfurruñada de niña mimada, la otra media recordando escenas de El quinto elemento.

Sólo este punto ya vale para hundir toda la película. Es uno de los personajes más  fascinantes y de los mejores malvados que hay en la literatura y se lo cargan llevándolo a un extremo de parecer medio tonta, caer en una trampa absurda y necesitar pegar o usar cincuenta ayudas mecánicas para llevar a cabo sus misiones o salvarse a ella misma. La verdadera Milady hace que los hombres se presten voluntarios a batirse en duelo por ella contra alguien que haya osado importunarla, y si pueden asesinar por ella, no tiene sentido que se manche las manos cumpliendo sus misiones. En la película no se parece ni en el físico, para empezar hablamos del siglo XVII, así que una mujer bella tendría algo más de carne, que a Milla Jovovich le va flojo el corset. Además es rubia y pálida, y la ponen castaña. Su historia con Athos está tan oculta, que en el capítulo XXX D’Artagnan todavía cree que es inglesa mientras la investiga, nada que ver con la película por supuesto. Si va a Inglaterra y pasa tiempo con Buckingham es para camelárselo y sacarle información, o para robarle dos de los diamantes que la reina regaló a su amante, menudo lío de agente doble se montan para evitar esto. Además es una mujer de carácter, y una gran actriz, que puede estar enfadada con alguien y hacerle creer a la vez que es la persona más especial del mundo y que tal vez en un futuro podría tener una oportunidad con ella si persevera, dejando siempre espacio para el “tal vez”, sin dar demasiado para que los hombres se fijen más y queden atrapados en su amor por ella. Nada que ver con Milla, que parece más una niña repipi que siempre esté haciendo cumplir sus caprichitos.

Esta es Lana Turner haciendo de Milady de Winter en 1948, una sola imagen y ya tiene mucho más misterio y se parece más al personaje que Milla Jovovich en toda la película.

D’Artagnan el santo

En la película es un joven ingenuo enamorado de una sola mujer, al que sólo mueven buenos sentimientos. Ohhhhh, el típico personaje protagonista bueno más plano que una tabla de planchar. Cómo se va a parecer así al joven gascón que corteja a Ketty para conseguir enamorar a Milady por las buenas o por las malas de la que se ha enamorado mientras intentaba conocerla cortejándola para ganarse su confianza y que le diga dónde está secuestrada Constance, de la que se había enamorado él en un principio. Si hasta besa a Ketty sólo por venganza contra Milady por haberle herido el orgullo.

Todo esto unido a un guión de risa, donde no tiene sentido mandar a Milady a dejar los diamantes a salvo con Buckingham si lo que quieren es que se descubra que los tiene él, mucho menos sentido que además Milady después de todo el viaje a Inglaterra se los quede ella. Pésima adaptación de una buena historia donde cargarte el patio de Versalles por echar el ancla de un barco-dirigible es el menor de los despropósitos. Parece que los guionistas han visto películas de mosqueteros mal hechas en vez de leerse el libro, y aún se han alejado más de la historia. Si pensáis que he sido muy dura en esta crítica y que está escrita desde la rabia por destrozar un personaje al que le tengo cariño… tenéis razón, pero hoy estoy calmada para como estaba ayer al verla.

Buenos malos

A veces, cuando leo un libro o veo una película, el protagonista es tan plano, perfecto, bueno o soso, que me resulta más interesante la parte en la que sale el malo. Para mí, un malvado carismático, inteligente o divertido, puede sumar muchos puntos en una obra, y hasta eclipsar al protagonista. Al fin y al cabo, si el protagonista lucha con un demonio malísimo sin personalidad y le gana con un chasquido de dedos, ¿qué interés tiene eso? Aquí algunos de mis ” mejores malos”:

Un hombre culto, amable, educado, misterioso, que puede hacerte sentir escalofríos en una conversación. Si añado que es asesino y caníbal ya lo habréis adivinado, el doctor Hannibal Lecter, de El silencio de los corderos. Conocedor de la psicología humana y un gran manipulador. Puede incomodar con una mirada si es lo que quiere, o hacer que le admiren y le mimem antes de asesinarlos brutalmente y comérselos, a veces con una elegancia exquisita. La Clarice que interpreta Jodie Foster está a su altura, pero en el resto de las películas es Hannibal quien se lleva la gloria, a quien recuerdas después.

A veces lo que más influye no es el personaje en sí, si no el actor. En Pactar con el Diablo, Al Pacino tiene un Diablo tan carismático, que se merienda a Keanu Reeves. En la lucha final, a lo mejor es porque no me había convencido del todo la película, pero estaba deseando que ganara el mal, era mucho mejor.

“Uno de los dos tenía que morir. Conmigo lo normal es que sea el otro” (Frank Costello)

Una de las frases del mafioso más peligroso de Infiltrados, el no sigue las reglas, las hace, el resto baila a su conveniencia. Va un paso por delante de la policía, hace saber a los de su alrededor que él es quien manda y cuando quiere puede ser sumamente desagradable, sabe poner nerviosa a la gente y es más inteligente de lo que parece. Un cabrón que hace más interesante la película (que dicho sea de paso es una de las mejores que he visto).

“No quiero verme condicionado por mi entorno. Quiero que mi entorno se vea condicionado por mí. Hace años teníamos la Iglesia, que no era más que una forma de decir que sólo nos teníamos los unos a los otros. Los Caballeros de Colón eran auténticas bestias, espagueti de pura cepa, se hicieron con su parte de la ciudad. Veinte años después de que un irlandés no consiguiera un puto trabajo tuvimos la presidencia, que en paz descanse. Eso es lo que los negros no entienden. Si tengo algo en contra de la gente de color es eso: nadie te da nada, tienes que cogerlo.” (Frank Costello)


Y como no, no podía terminar esta entrada sin hablar de Milady de Winter. Personaje de Los tres mosqueteros (A. Dumas). Dama francesa en el siglo XVII, inteligente, bella, puede seducir a un hombre solo con una buena conversación, consciente de su poder y capaz de hacer que los  hombres lleguen a asesinar para complacer sus deseos . Ellos creen que la intentan conquistar cuando es ella la que en realidad les ha seducido antes; ellas recelan, ven más sus artes, aunque no le dirán nada por el poder que ha conseguido en la corte. El cardenal Richelieu, primer ministro del rey Francés es quien le pide favores, a cambio de su protección y su influencia. Peligrosa criatura, de frágil apariencia pero mentalmente más fuerte que los hombres que la rodean, aprendió a sobrevivir de joven, y a pesar de ser un proscrita en su pueblo natal, ya lleva dos matrimonios con hombres de noble cuna (un conde francés y un lord inglés).

Por supuesto su personaje es mucho más interesante que la otra mujer importante en la vida de D’Artagnan, Constance Bonacieux, dulce, delicada, guapa, cuyo único gran defecto es ser un poco ingenua. Me quedo con Milady, lástima que en la versión de Disney y en las últimas películas no hayan sacado lo bueno de este personaje en el libro y la hayan relegado a un estúpido papel de simple guapa mala, ¿les intimidará?

Por supuesto hay algunos más de estos buenos antagonistas, como el Joker (no sabría elegir si el de Nickolson o el de Ledger), o el coronel Hands Landa de Malditos Bastardos, pero los dejo para otra ocasión.