50 sombras

Sí, he vuelto, no estáis soñando, no sé cuánto durará pero aquí estoy otra vez, escribiendo en este blog, y con esta son 100 entradas ya. Ayer tuve otra vez una conversación sobre la trilogía de libros (y ahora de películas) 50 sombras de Grey, y digo otra vez porque se ha viralizado tanto esto que tengo la sensación de tener las mismas conversaciones una y otra vez, más ahora que vuelve a estar de moda por el estreno de la película. No es fácil escribir nada nuevo sobre el tema ni lo pretendo, así que me limitaré a dar mi opinión sobre todo esto. Por supuesto habrá spoilers, así que si alguien cree que le puede desvelar algo de la trama que se le haya escapado y no quiere saberlo (como si fuera un libro que se leyera por la trama 😉 ), que espere al post siguiente para leerme. Quien quiera saber de qué va sin leerlo ni ver la película puede ver en gifs un resumen gracioso aquí.

Cómo llegué al libro50-sombras-de-Grey_portada

Por curiosidad.

cri, cri, cri

¿Tengo que decir algo más? Al parecer sí, cuando alguien te pregunta si has leído este libro en concreto, pone cara rara, espera algo más, como si no entrara en su cabeza que puedes leerlo, que eres libre de hacerlo y que puedes sin que nadie te obligue.

En mi caso había oído hablar de él, mucho, no tanto como ahora que puede saturar, pero sí como para hacerme una idea previa: que no era bueno, que era erótico, que había vendido mucho, que lo vendían como libro erótico de BDSM, que era muy suave en ese sentido y que era bastante odiado. Bueno, el calificativo de libro malo se lo dan a muchos diferentes, e igual que de vez en cuando veo pelis malas, puedo leer uno si tengo curiosidad, y en este caso me entró, así que conseguí una copia y me puse con él.

Calidad

¿Alguien le pide a las pelis porno que ve buena fotografía y un guión estructurado? ¿Nadie? Bien, eso que nos ahorramos.

caca whatsappLiterariamente no es la octava maravilla, repite una y otra vez los mismos recursos y hay frases que denotan que el editor estaba falto de café al revisar, supongo que no esperaban tanto éxito. La historia de amor es la de cualquier comedia romántica de ahora sí, ahora no, ay que estás bueno y me pones, tengo dudas, me voy o no. Marear la perdiz entre dos tortolitos mientras hay escenas de sexo explícito es lo que hacen muchos libros de género erótico, ese género casi olvidado, tabú hasta hace poco, donde no interesaba la calidad y sobre el que muchos afirman que hay buenos libros bien escritos pero pocos dicen qué libros son esos. Este desde luego no está incluido en tan selecto grupo, es malo.

En cuanto a lo que excita el libro, allá cada uno, si hay tantos géneros dentro del porno, es porque hay muchos gustos diferentes a la hora de darse al onanismo, no puedo decir algo objetivo sobre si da para pajas, sólo que repite hasta hartar a la maldita diosa interior, que alguien le regale un diccionario de sinónimos a la autora, le vendrá bien. Eso sí, sado poco, en todo el primer libro a lo que más llegan es a los azotes; explican un poco lo que es (poco, el protagonista sabe de que va, ella busca en Internet y con eso se evita la autora dar muchos detalles informativos), negocian el contrato, lo firman… pero luego no le hacen ni caso.

Una cosa que me llamó la atención es que tardan bastante en tener la primera escena de sexo, y entre una y otra reflexionan bastante, quien lea despacio más vale que le guste leer la historia de amor, o correrá el riesgo de dormirse leyendo mientras espera acción.

Christian Grey, el amo ¿en la cama?

El protagonista masculino, es de lo más controvertido. Lo pintan como multimillonario, es el recurso fácil, así puede tener ropa elegante con la que vestir bien, ir a restaurantes guays, hacer planes románticos sin obstáculos, y tener escenas en lugares paradisiacos o en una habitación de juegos con cientos de cosas de su propiedad. Jefe de una empresa, hay a quien le gusta la erótica del poder y de algún modo tenía que ser multimillonario, a la autora no se le escapó que quedaba mejor que ser sólo el niño de papá. Además es guapo, obviamente, se supone que excitará y eso. Lo controvertido está en su personalidad. Quiere controlarlo todo, le va el sado, deja intuir que duro además, el problema es que a lo largo del libro en la cama es donde menos domina, del polvo vainilla inicial al final hay poco de ese sexo duro, sin embargo en la vida sí que la domina, “no te pongas esa ropa”, “llevarás estas rutinas”, “no puedes salir si me parece mal en ese momento”, “te controlo en el trabajo comprando la empresa”, “espío lo que haces”…. un angelito.

Nada que objetar a que haya personajes así en la literatura, todo lleno de personajes blancos sería muy aburrido y a estas alturas no me voy a meter con lo que le pone a cada uno para fantasear un rato. Yo lo comparo con los personajes de series que gustan tanto por sus borderías, a muchos les parecen divertidos desde la pantalla pero no los aguantarían en persona. Preocupante sí que es que haya quien busque alguien así en la vida real, al menos para fuera de la cama, que dentro mientras sea consentido cada uno con sus gustos.

Anastasia Steele, “la sumisa” por espabilar

Sosita, educada, culta, mona, tímida con punto sexy cuando lo es, virgen… El sueño de muchos, la inocente a pervertir. Inocente es un bonito eufemismo de tontita para algunas cosas. Como ceder, siempre, en todo lo concerniente a su vida, él manda, y si no manda, ella se enfada, discuten, acaba cediendo ella. Al final esa espiral de dejarle a él cada vez más control se acaba pareciendo mucho a la del maltrato psicológico. Así que pasé de querer darle collejas por dejarse tanto a que me diera pena y pensar si no estaría culpando a la víctima de un maltrato.

De nuevo, nada que objetar a que haya una historia así en la literatura, siempre que se quede ahí y se evite tomar de ejemplo. Al fin y al cabo la gente adulta y cabal no coge un libro erótico esperando lecciones de vida, hay mucha gente que no cumple esas dos condiciones, pero eso no es culpa de un librito.

El libro prohibido

Pincha en la imagen para leer noticia sobre gente que literalmente quedó para quemar el libro.

Pincha en la imagen para leer noticia sobre gente que literalmente quedó para quemar el libro.

No deja de ser irónico que el libro que ha llevado a la fama otra vez el género de literatura erótica, que lo haya sacado del tabú, sea el que ahora parezca mal leer. La cultura popular lo ha condenado, esta vez no ha sido por mojigatería, eso parece superado, al menos para la mayoría, corrientes religiosas aparte, pero tras el fenómeno fan (que le vino tras el boca a boca, que llegó tras subirse al carro de Crepúsculo) llegó el fenómeno anti fan. Una corriente de odio hacia el libro que se ha extendido mucho más que la de aceptación. Internet hace de altavoz. Está de moda odiarlo. El pueblo ha dado su veredicto.No basta con la indiferencia hacia un mal producto, parece que haya que darle más publicidad.

Lo malo es cuando esta corriente se extiende hacia los fans, despreciándolos, despreciando a gente porque les guste un libro indigno. Ains, si todos esos esfuerzos se dedicaran hacia todos los malos productos, no existirían los restaurantes de comida basura, ni las películas de nivel por debajo de Scorsese, todos leeríamos a Dostoyevski, nadie vería vídeos del estilo 2 girls 1 cup, Torbe moriría de hambre y nadie escucharía pachanga en los bares tras un calimocho con el vino más barato. O tal vez sí, pero quien contraviniera la norma sería juzgado por el “¿por qué lees eso? Si eres ingeniera/lista/tienes pareja/eres humana” (y eso sin gustarte, sólo abrirlo ya requiere justificación, si te llega a gustar…). Pero esto es el mundo real, y sólo algunos productos elegidos sufren esas oleadas masivas de odio, para el resto queda la indiferencia del Hakuna Matata, que lo use quien le guste y a otra cosa.

Anuncios

Tengo miedo

Sí, yo, con lo valiente que soy, tengo miedo de Milady, no de mí, bueno sí, no estoy loca (tanto), es que me he enterado hace poco de que para 2014 van a hacer una nueva serie sobre mi, ellos dicen que es sobre Los tres mosqueteros, pero todos sabemos que soy pieza fundamental, y el personaje que peor suelen tratar las adaptaciones. Esta vez va a ser la BBC, que tiene gracia que una cadena inglesa haga una serie con tanto protagonista francés, al menos esta vez Buckingham no irá vestido como Tino Casal… ¿verdad? ¿verdad? Y ya puestos, ¿dejarán los detalles escabrosos o volverán a endulzar todo para que sea apta para todos los públicos? Porque es increíble como puedes hacer que D’Artagnan mate a 30 espadachines de la guardia del cardenal en dos minutos sin despeinarse y no pasa nada, pero si lo pones ligando con una mujer casada… ahí ya empiezan a temblar los guardianes de lo decente, y Milady y decente no son dos palabras que mariden bien.

Como es un poco largo por las fotos sigue leyendo tras el salto para saber más:

Sigue leyendo

Espejito, espejito mágico

Y que siga funcionando el mismo susto… Actores americanos, ¡no tengáis armarios con espejo en el baño!! Que son ganas de darse un susto a las tantas de la noche y vuestros vecinos tienen que estar hartos de vuestros gritos cada vez que cogéis algo de ahí.

Más usos del espejo en el cine:

Vivo en mordor

Día 1.

– Ya tenemos el catálogo, ¿gastamos ya los puntos que nos quedan?
– Vale mamá, ¿puedo ver qué hay y así eleg….
– No, quiero que encargues este, y así los gastamos.
– ¿Y si veo algo que necesite más?
– Encárgalo YA.
– Sí mamá.

Aquí Milady debió haber sospechado algo, esa mirada de fuego en sus ojos, ese tesoro que quería que le trajeran los repartidores…
Pronto llegó un mensaje de la empresa a la que hicieron el pedido, en adelante Saruman (en este siglo los llaman e-mails):

Es un honor informarle de que tenemos lo que solicita, enviaremos con la empresa Nâzgul S.L. su tesoro, lo tendrá en unos días, puede consultar vía palantir dónde se encuentra en cada momento haciendo clic aquí.

En principio no debía ser una misión difícil, la empresa que lo enviaba traería el pedido desde la capital del reino hasta su morada que esta a unas pocas horas por carretera, lo que ella no sabía, es que las complicaciones de los caminos en el siglo del GPS y Google maps podían ser peores que las de antaño.

Día 2
Milady comprobó por curiosidad cómo funciona aquello del palantir, hizo clic donde le indicaban y descubrió que el tesoro ya había salido de la capital del reino, la cosa marchaba. ¿Hacia dónde? Buena pregunta.

Día 3
La empresa de Saruman envía un mensaje de madrugada:

El tesoro está ya en camino, lo recibirá en uno o dos días.

Bueno, pensó Milady, no es mucho tiempo, podrían afinar más, pero está bien, hoy y mañana y pasado va a haber siempre alguien en casa, y esto está tranquilo, les oiremos llegar.

Día 4

-¿Llegará pronto verdad? Me da mala espina…
– Tranqui, lo dices como si fuera a llegar más tarde que la madre de los hijos de Ted Mosbi1

Día 5

(Ding Dong)
– ¿Mi tessssssoro?
– No, que es el del butano…

Día 6
Milady comprobó vía Palantir para ver si averiguaba porqué no había llegado nada aún, lo que leyó era algo críptico:

Fecha y Hora Código Descripción de Situación
Día 2 00:00:00 T1 EN TRANSITO
Día 3 09:22:00 T2 MERCANCÍA EN REPARTO
Día 3 17:30:00 I523 CERRADO O AUSENCIA, NUEVO REPARTO
Día 4 08:14:00 T2 MERCANCÍA EN REPARTO
Día 4 20:00:00 I547 CONCERTANDO PROXIMO REPARTO

El tesoro parecía estar llevando una ruta bastante curiosa, lo repartían y nadie lo traía. Como era fin de semana a esas alturas estaría descansando en algún punto del camino… (o de juerga, con estas cosas nunca se sabe).

Día 8 
Mensaje de los Nâlgul a las cinco y media de  la tarde:

¿Cuándo vas a estar en casa? Hemos ido dos veces y no había nadie tenemos tu tesoro aquí esperando.

Volvió a consultar vía Palantir dónde estaba el tesoro, el dónde no lo supo, pero descubrió, que cinco minutos antes los Nâzgul habían estado un rato antes en su casa, o eso parecía. No había aviso en el buzón, no había llamado nadie, la casa estaba tranquila. Decidió llamar a los Nâzgul, esperando que no le hablaran en un idioma raro:

(Música, música, más música)
– Nâzgul S.L. Le atiende Bjalkslkkk ¿en qué puedo ayudarle?
– Verá, es que tengo un pedido pendiente, la empresa Saruman me iba a mandar un envío con vosotros y aún no me ha llegado, bueno sí, pero pone en la web-palantir que no estaba en casa, y es mentira, yo estoy en casa.
– ¿Está segura de que había alguien en casa en el momento de la recepción?
– Sí, hace cinco minutos yo estaba en casa, dígale por favor a su repartidor que vuelva.
– ¿Tiene aviso en el buzón?
– No.
– ¿En qué provincia está?
– Provincia de Milady
– Tiene que llamarles a ellos.
-…
– Yo no puedo hacer nada desde aquí.
– ¿Darme el número?
– Sí, no se retire.
(Música, música, más música)
– El número es… un placer solucionarle sus problemas
– ¿Solu…qué?

Bueno, si el Nâzgul principal no podía hacer nada llamaría al Nâzgul local, a ver qué contaban.

(Música, música, más música)
– Nâzgul S.L. Le atiende Bjalkslkkk ¿en qué puedo ayudarle?
(¿Alguien entiende alguna vez los nombres que dicen? Deben ser orcos o algo)
– Verá, es que tengo un pedido pendiente, Saruman me iba a mandar un envío con vosotros y aún no me ha llegado, bueno sí, pero pone en la web-palantir que no estaba en casa, y es mentira, yo estoy en casa.
– ¿Está segura de que había alguien en casa en el momento de la recepción?
– Sí, hace 20 minutos yo estaba en casa, dígale por favor a su repartidor que vuelva.
– No se puede, tendrá que ser para mañana. ¿Por la mañana o por la tarde?
– Bueno, pues para mañana por la mañana entonces, pero dígale que mire bien la dirección o que llame al teléfono que tienen para ello y me pregunten.
– ¿Tiene aviso en el buzón?
– No.
– Pues suelen dejar avisos de ausencia.
– Ya, pero a mi no me han dejado ninguno, empiezo a dudar de que realmente hayan estado aquí.
– ¿Su dirección es: [inserte aquí dirección de Milady perfecta, sin errores]?
– Sí.
– Pues pone que el envío es para mañana
– Ya, si lo acabamos de cambiar.
– Pues no puedo hacer nada.
– Me empieza a quedar claro.

A estas alturas Milady empezó a temer que el invierno llegara a Invernalia2 antes que su paquete, el cual según le decían estaba en la ciudad ya.

Día 9
Por la mañana:

(Ding Dong)
– Mi tessssssoro…
– No, es el cartero.
– ¿Con mi tessssssssoro?
– No, con las facturas. ¿Por qué hablas con tantas eses?

Mientras Milady se disponía a comprobar si aparecía la futura mujer de Ted Mosbi sonó el teléfono. Milady creyó que sería el repartidor, ilusa…

(ring, ring)
– ¿Diga?
– Le llamo de Nâzgul S.L. de su ciudad mi nombre es bjalkslkkk, verá, es que hay un problema con su pedido.
– ¿Sólo uno? Qué alivio, creí que se lo habían comido y que había más problemas, vamos mejorando, cuénteme.
– Es que usted indicó que se lo enviáramos por la mañana.
– Sí, me preguntaron y dije por la mañana, ¿cuál es el problema? ¿Está prohibido madrugar en la religión de los Nâzgul o algo?
– Es que el Nâzgul de su zona no pasa por allí por las mañanas.
– Por las tardes me ha quedado claro que tampoco.
– ¿Cómo dice?
– No importa. ¿Cuándo puede venir a traerlo?
– Cuándo usted prefiera. ¿Estará mañana por la tarde en casa?
– Sí, y por la noche, y por la mañana, y llevo en casa desde que me enviaron el maldito pedido hace un montón de días….
– De acuerdo, se lo apunto para mañana por la tarde.
– ¿Y porqué no me lo mandan hoy? Por curiosidad más que nada.
– Porque ya no se puede, como indicó por la mañana y por la mañana no pasan por ahí ya no puedo decir que se lo manden por la tarde.
– Se lo pasan bien a mi costa, ¿verdad?
– ¿Disculpe?
– Da igual, pero dígale al repartidor que por mi casa no ha pasado ningún día, que no se lo invente, que pregunte la dirección, que no pasa nada, no será menos hombre por ello, y dele estas indicaciones para llegar, dado que creo que en vez de en el centro de la ciudad han debido mover mi casa conmigo dentro y ahora vivo en Mordor, dígale que busque una puerta enorme negra y que llame, justo la que está al lado de la torre muy alta con un ojo de fuego arriba.
– De acuerdo yo se lo digo, que igual no conoce esa calle, un placer ayudarle.
– ¿ayu… qué?

Por la tarde Milady y alguien que seseaba miraron por la ventana un rato. ¡¡¡Y vieron al repartidor de Nâzgul S.L.!!!!! Les mintieron, sí que conocen la calle, pero sólo para ir a la librería de enfrente, no a casa de Milady…

Día 10
El pedido no llegó, ni por la mañana ni por la tarde. Milady concluyó que vivía en Mordor, en algún momento habían movido su casa con ella dentro, y desde aquí quiso lanzar un mensaje:

Frodo, ya tuviste bastante con el anillo, deja que llegue mi paquete, que no es mucho pedir…
Mi nueva casita, en invierno hace calorcito y en verano no da mucho el sol. En cuanto apague el faro de la torre será un lugar perfecto para las visitas.  (Photo credit: Wikipedia)

Mi nueva casita, en invierno hace calorcito y en verano no da mucho el sol. En cuanto apague el faro de la torre será un lugar perfecto para las visitas. Tal vez deba poner ascensor…
(Photo credit: Wikipedia)

 

1. Efectivamente, la madre ha llegado antes que el paquete…
2. Voy por el quinto libro de Canción de Hielo y fuego, llevan desde el primero diciendo Winter is comingWinter is coming… Aún no ha llegado.

 

Nota de la autora:
Historia basada en hechos reales, los nombres obviamente son falsos, lo de que vivo en Mordor… empiezo a creer que es cierto.

Actualización
Había puesto nombres falsos, pero después de otro episodio surrealista en el día de hoy al teléfono, lo dejo claro, Seur me está vacilando.

And the Oscar goes to…

¡Noche de Oscars! Hoy es la noche, vestidos de etiqueta para criticar mañana con las amigas, guapos de traje, discursos interminables, y medio Hollywood metido en un teatro viendo con envidia como unos pocos se llevan a casa un pisapapeles dorado de lo más mono y que da mucho caché. Claro que pocos pueden presumir de habérselo llevado al grito verdulero de una española, Peeedroooooooooo.

85 años tienen ya estos premios, y como homenaje Nelson Carvajal ha recopilado imágenes de todas las películas que se han llevado el premio gordo, el Oscar a la mejor película. ¿Cuántas reconocéis sólo de memoria sin mirar en internet?

Fuente:

Academy Awards: Best Picture Oscar Winners from Nelson Carvajal on Vimeo.

San Valentín, manual de supervivencia. Segunda parte

Para sobrevivir los días previos a San Valentín tenéis el manual de supervivencia aquí. En esta parte del manual se hablará del día en cuestión.

El día d

Aunque no quieras los días pasan, y un día el calendario marca el 14, llega por fin el día del terror. Si has tenido muchas conversaciones de las anteriores, puede que te hayas hartado del San Valentín de las narices y no quieras ni oír hablar de amor, ni de regalos, ni de romanticismo. Por el día será como cualquier otro, con la salvedad de que te llamará algún amigo que está comprando el regalo a última hora y no sabe qué comprar. Las respuestas estándar del resto de la semana son igual de válidas. Recordemos:

[Suena el teléfono]
– ¡Socorro, socorro, socorro!
– mfmfmf… Estaba echándome la siesta, [bostezo] ¿qué pasa?
– ¿Te he despertado? Lo siento, ya llamo a otra.
– No, ahora que ya me has despertado con tanto socorro me lo cuen[bostezo]tas.
– pues es que tengo un problema, no sé qué comprarle a mi novio por San Valentín.
– ¿Y eso era una cuestión de vida o muerte?
– Claro. Además lo tenía pensado ya y no quedan en la tienda, y estoy nerviosa, y es hoy, y necesito comprar un regalo, y…
– ¿y tú no estabas el año pasado riéndote de todo esto y criticando San Valentín? XD
– ehhh… ya estás cambiando de tema, ¿qué le compro?
–  Pues no sé, no sé, cómprale un detallito, o haced alguna cosa juntos, o sexo desenfrenado…
– XDD ¿sexo desenfrenado? No se supone que tiene que ser romántico?
– ¿Y qué hay más romántico? Añade lencería o alguna fantasía.
– Eh, no sé, creo que voy a entrar en su tienda favorita de cosas frikis y a comprar algún peluche de Star Wars o algo así.
– Tengo un déjà vu…

Una vez superado casi el día, queda la noche, todas las parejitas están en sus respectivos planes San Valentinianos, y tú quieres sobrevivir a lo que queda con la esperanza de que al día siguiente la gente vuelva a hablar de cosas frikis, fútbol y que los políticos son malos.

Aquí recomiendo varias alternativas para pasar esa noche:

Alternativa 1

Irse de tapas con los solteros de tu grupo de amigos, o a cenar unas hamburguesas, o una pizza… son alternativas que las parejitas no suelen coger para esa noche, te lo pasarás bien y no estarás rodeado de corazones, purpurina y arcoiris por todas partes. Se puede acoger aquí a los amigos emparejados que tienen una relación a distancia ahora y no pueden verse, tampoco querrán oír hablar de San Valentín.

Alternativa 2

Hay gente que tiene a todos los amigos emparejados, o que sus amigos solteros están ocupados. Que no cunda el pánico, es una noche normal, salvo que no quieres oír hablar de corazones (si repito una vez más la palabra corazones vomitaré purpurina). Quedarte viendo la tele es un error, por algún extraño proceso mental, los que eligen la programación creen que a los que les gusta San Valentín van a estar en casa viendo la tele, en lugar de ser al contrario. Así que esa noche, a diferencia de las demás, Cosmopolitan y Divinity no suelen ser los canales con más pasteladas seguidas. Es mejor comprar palomitas y ver una peli de… tu colección personal que por supuesto no has obtenido por medios poco legales claro (señor de la SGAE ya puede pasar de largo). Con helado también sirve, pero pensarás que estás en una película romántica, cuando la prota está sola autocompadeciéndose al estilo Bridget Jones, y se trata de sobrevivir a San Valentín, no de hundirte más, que tú no tienes a Colin Firth detrás.

Llegados a este punto, te queda la difícil decisión de elegir película, y a ti, que a lo mejor el resto del año te encanta Love Actually o Chocolat, no te apetece nada ver gente enamorada, ni pasteladas, ni enamoramientos mágicos. Esto es complicado, porque en Hollywood les encanta meter historias de amor con calzador en cualquier cosa. O media historia de amor, para dejar la otra media para la siguiente película. Un ejemplo, si las típicas películas románticas tienen una historia de amor tal que así:

  1. Chico conoce chica.
  2. Chica conoce chico.
  3. Chica y chico se llevan mal.
  4. Chica y chico se quieren.
  5. Chica y chico se pelean.
  6. Chico se da cuenta de lo que pierde, chica llora con una amiga y come helado.
  7. Chico hace algo increíblemente romántico o un detallito.
  8. Chica y chico se quieren y comen perdices.

La típica película de acción supuestamente de tipos duros que no quieren pasteladas tiene a una chica con algo más de silicona que la anterior y la historia suele ser:

  1. Chico conoce chica.
  2. Chica conoce chico.
  3. Chica y chico se llevan mal.
  4. Chica y chico se quieren y salvan el mundo juntos.

Descartadas la mayoría de acción podrías pensar que las de superhéroes o ciencia ficción te valdrían, error, los frikis y casi frikis también tienen su corazoncito y suele haber una historia parecida a la anterior. Las de guerra pueden servir, abstenerse de ver Pearl Harbour, que ahí no se disparan hasta que no se ha montado el culebrón. Las de Tarantino son una buena opción, sangre, sangre, diálogos sobre hamburguesas, sobre la vida o sobre alguna chorrada, y venganzas. Las de artes marciales tampoco, el prota se enamora de la chica a la que ayuda porque la mafia persigue a su padre. En las de terror evitar las de adolescentes, si llevan niños mejor, dan más mal rollo, y total como vas asustada de ver todo rosita a tu alrededor… Si hay vestidos de época también hay que evitarlas, suelen llevar historia de amor y además muere hasta el apuntador. En resumen, gentes de Hollywood, ¡moñas! ¡que sois unos moñas!

Alternativa 3

Celebrar el año nuevo Chino, empieza ahora el año de la serpiente, no es mal momento para aprender sobre tradiciones ancestrales asiáticas para huir de tradiciones ancestrales anglosajonas. Tampoco es muy grave que no coincida exactamente por unos pocos días.

Alternativa 4

Quedarse en casa tapada bajo una manta y no abrir a nadie, no coger el teléfono y no tener contacto con el mundo. Esta está altamente desaconsejada para la supervivencia ante tal aluvión de romanticismo en el exterior, esto no es supervivencia, es hundirte en el mar con una bola de hierro atada a los pies. Se permite sólo en caso de gripe A (o de cualquier gripe que esté en el abecedario, que no marginamos gripes).

 Alternativa que no reconoceré

Estar en casa o en cualquiera de las alternativas anteriores, que suene el timbre, abrir la puerta, que aparezca un ramo de flores más grande que tú, ¿tiene piernas? no, es el repartidor que está más cansado de San Valentín que tú misma, darte cuenta de que estás en pijama y el chico es mono, maldecir tu mala suerte, descubrir que tiene una tarjeta con una dedicatoria preciosa, olvidar todo lo anterior y amar de repente las pasteladas artificiales de San Valentín. Ejem, Milady, ¡moñas! ¡Que soy una moñas!

Nota: Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.
Milady no se hace responsable de posibles efectos adversos derivados de intentar reproducir algo de lo aquí expuesto en el mundo realtm.
Milady jamás de los jamases reconocerá haber dicho lo que pone en la última alternativa, está escrita bajo presión, seguro.