Bulto sospechoso

Verano de 2013, Estados Unidos, los trabajadores de seguridad del aeropuerto de San Francisco se dirigen a su trabajo como cada mañana, lo que ellos no saben es que tras sus muchos años buscando todo tipo de objetos sospechosos que pudieran intentar subir al avión los viajeros, aquel día se enfrentarían a algo diferente.

Cuando le llegó al turno al periodista estadounidense Jonah Falcon, la conversación fue algo parecido a esto (recreación de los hechos realizada por el equipo de Lo que ellos no sabían):

– Pase por aquí por favor (vale, el personal de los aeropuertos de ese país no es tan amable, pero esto es una recreación muy poco aproximada)
– De acuerdo.
[Bip, bip, bip]
– Quítese todo lo que lleve de metal antes de pasar.
– Vale.
– Las manos sobre la cabeza, ¡quédese quieto!
– ¿qué pasa?
– ¿Qué lleva en el bolsillo?
– Na-nada
– No mienta, ¿lleva un arma o es que se alegra de verme?
– De verdad, no llevo nada.
– Acompáñenos, lo comprobaremos en esa habitación.
[Lo llevan hasta el habitáculo de al lado]
– Despacio, quítese los pantalones.
– Oiga, ¿esto es necesario? Verá, soy el periodista Jonah Falcon, y mi…
– ¡Cállese y bájese los pantalones! [ruido de walkie-talkie], Smith, aquí  Ferguson, ven para la sala 2, tengo un sujeto con un bulto sospechoso en la entrepierna.
– Gracias por venir Smith, y usted, ¿aún no se ha bajado los pantalones?
– Soy ciudadano americano, ¿seguro que esto no vulnera ninguno de mis derechos?
– ¡Jajajajajajajajajaja! No.
[El hombre se baja los pantalones]
– ¿Qué lleva en el calzoncillo?
– ¿Usted qué cree? Ya le he intentado decir que soy Jonah Falcon, y mi…
– ¡Que se calle! Aquí hablamos nosotros. De acuerdo, bajesé lentamente los calzoncillos, que a este paso voy a llegar tarde a recoger a mi mujer.
– ¿Mujer? Usted lo que quiere es verme desnudo. ¿Sabe ella sus gustos?
– Que no, que es por seguridad, y eso no es natural, ahí lleva algo metido, hágame caso de una vez.
– Está bien.
[El hombre, resignado, se baja los calzoncillos]
– ¡La madre que me…! ¿Ha visto eso Smith? Que está relajado, que es de verdad, que me acabo de acomplejar…
– Coño, llevo todo el rato intentando decirles, que soy Jonah Falcon, y mi pene está considerado el más grande del mundo, y voy a perder el avión porque ustedes querían desnudarme sin invitarme a una copa antes.

No sabemos qué pensaron Smith y Ferguson después de aquello (nombres totalmente inventados), pero Jonah Falcon asegura que ya está acostumbrado, al fin y al cabo debe de causar sorpresa ver un aparato de 24 centímetros en reposo y más de 34 erección. En fin, el tamaño importa en los aeropuertos.

Fuente (que sí, que sí, que es una noticia de verdad):

Anuncios

4 comentarios el “Bulto sospechoso

  1. Caserilla dice:

    OH
    DIOS
    MÍO!

    PD: últimamente estás que lo tirás, Milady! Qué bien qué bien

  2. ShiniQN dice:

    Pues yo a pesar de ser hombre y no ser homosexual me quedo mirando seguramente… esa cosa debe de tener su propia gravedad.

Di lo que quieras seas quien seas... (no hace falta registrarse)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s