¿Igualdad?

Estaba leyendo el periódico esta mañana en Internet cuando he visto una de esas noticias de relleno que suelen poner en verano, pero que como no hay muchas más cosas estaba entre las 10 más leídas. El Corte Inglés va a poner uniforme también a los hombres, que hasta ahora llevaban traje. Interesante ¿eeeh? sí, me aburría. Como hay que justificarlo de alguna manera, y decir que así la gente no confundirá a los clientes trajeados con dependientes no da mucho debate ni publicidad, han añadido el tema de la famosa “igualdad” entre hombres y mujeres para justificarlo. Y como no, hay que soltar porcentajes, que siempre visten cualquier cosa de “igualdad”: en la plantilla el 63% son mujeres y el 37% hombres, en las jefaturas las mujeres son el 22%.

Entre los comentarios de la noticia, los hombres se lanzaban a degüello contra el feminismo (algunos están muy quemados ya) diciendo que para buscar igualdad de verdad habría que hacer que el 50% de la plantilla sean hombres, no el 37%, pero que seguro que las mujeres que tanto buscan la igualdad se callaban eso, que ellos estaban marginados (tanto nombrar la igualdad empieza a perder significado la palabrita de las narices). Las mujeres en cambio se fijaban en el porcentaje de las jefaturas, diciendo que donde  había que meter mano es en fomentar que sean jefas igual que ellos. Como veis mucha igualdad pero cada uno barre para casa.

¿Tantas ganas tienen todos de ser hombres y mujeres cuota? Creo que el 50/50 debería ser un reflejo de lo que haya conseguido la sociedad, no un objetivo artificial que haga que se contrate o se deje de contratar por sexo. No he visto a nadie preguntarse qué porcentaje de gente con méritos para acceder a esas jefaturas eran mujeres, o qué porcentaje de hombres han solicitado el puesto de dependiente y tenían los mismos méritos (o habían pasado igual el curso previo) que las mujeres que lo habían solicitado. ¿Estoy diciendo con esto que las mujeres son peores para ser jefas o que los hombres no puedan ser dependientes? No, pero no se me escapa que el mundo laboral va desde los que ahora tienen 16 años hasta los que tienen 65, y que mi educación fue muy diferente en ese aspecto a la de mis padres. Si el nivel de estudios se va igualando lo lógico es que progresivamente se igualen los puestos, sobre todo los puestos altos, pero no por una cuestión de igualdad artificial, si no de valía de cada persona.

En este sentido, individualmente, ¿hacemos todo lo que está en nuestra mano para tener un mundo con igualdad? No me refiero a las grandes campañas ni a las leyes si no a un nivel más personal.  ¿Tratamos igual a los hombres que a las mujeres? Yo sinceramente creo que no. No voy a empezar con victimismos de mi género, pues al fin y al cabo ellos también se ven discriminados en algunos campos, o tachados de gays sólo por estar en alguna profesión típica femenina.

Al hilo de esto y el porqué de que me haya enrollado tanto es que quiero añadir este vídeo. En él, Sheryl Sandberg, directiva de Facebook y parte activa de las juntas directivas de compañías como Walt Disney o Starbucks, habla de porqué hay pocas mujeres dirigentes. Y además da soluciones. Pero no está enfocado hacia cómo eran los estudios o a echarle la culpa principalmente a la sociedad. Si no que habla más bien de las diferencias que ahora hay de comportamiento y de percepción en hombres y mujeres que impiden esa igualdad; de como las mujeres se retraen en su vida laboral, o de como hay características de liderazgo que vemos como buenas en los hombres y malas en las mujeres.

A mí me pareció muy interesante, nada pesado (es un cuarto de hora no es una aburrida charla eterna), y que aporta soluciones realistas para ambos sexos. Sobre esto sí que me encantaría leer opiniones de los que vean este vídeo (sector masculino y femenino por favor).

Fuentes:

Anuncios

4 comentarios el “¿Igualdad?

  1. Para comenzar, me gustaría señalar una pequeña curiosidad que aprendí cuando empecé a leer Los tres mosqueteros: en aquellas épocas, no era del todo extraño que los hidalgos viviesen a costa de sus amantes. O eso es lo que afirma mi amigo Dumas.

    No sé hasta qué punto esto puede ser cierto, pero este no es momento de corroborarlo. Lo que quiero señalar es el concepto de cómo en el aspecto económico/laboral, que parece ser es el que importa últimamente; la mujer también puede estar por encima del hombre. En muchos casos lo está. Y no necesariamente hay que irse al siglo XVII para esto: en Galicia, en muchos pueblos costeros, el hombre de la casa pasa meses en la mar…o en tierra, sin poder aportar un sueldo a la casa porque no hay trabajo. Es la mujer quien sustenta a la familia con su sueldo y su trabajo, que es mayor que el del hombre. Y no en el Medievo. Ahora, hoy día.

    Por centrarnos un poco, personalmente opino que este debate está fundamentado no en el feminismo, sino en el hembrismo: un dogma de walkirias asesinas y políticamente correctas que quieren hacerse con el control del Universo y esclavizar a hombres peludos de barriga cervecera mientras beben Cosmopolitans a pares y le felicitan por su maravillosa suerte.

    Señoras, eso no es igualdad.

    Igualdad es que yo, como mujer, tenga derecho a que me rechacen en un puesto de ingeniero de minas porque soy periodista y no tengo ni puta idea de como se coloca un barreno al derecho; y no de que me contraten para volar carreteras porque soy mujer.

    Igualdad es tener derecho, no como mujer sino como PERSONA, a que me alaben por mis triunfos y me abucheen por mis fracasos.

    ¿Que sigue habiendo gente machista? Por supuesto, pero seguirá habiendo machistas y hembristas mientras siga habiendo hombres y mujeres en el mundo que no eduquen a sus hijos.

    • Milady dice:

      Bueno, teniendo en cuenta que muchos hidalgos derrochaban y perdían la fortuna familiar quedándose con poco más que el título, y que otros tenían poca herencia por ser cuarto o quinto hijo, no es descabellado pensar que muchos necesitaban la dote de su mujer o regalos de sus amantes para vivir. Además, con tanto matrimonio por conveniencia, los cuernos no serían algo extraño.
      En lo referente a este siglo, por eso que dices creo que buscar paridad de género al contratar es absurdo, si te llega un buen ingeniero o una buena ingeniera, ¿vas a dejar de contratarlos porque tienes justo el 51% de su género y desequilibraría la balanza? lo dicho, absurdo. Para mí la igualdad real es que haya las mismas oportunidades, y luego ya que cada uno sea juzgado según su valía.

  2. IchLiebeKatzen dice:

    Creo que la igualdad es igualdad de oportunidades, no igualdad de parámetros estadísticos. Sí, tal vez haya sólo un 15% de mujeres dirigentes, pero, ¿alguien se ha preocupado por el porcentaje de mujeres que quieren alcanzar puestos directivos? Tal vez sea solo el 15%. O el 20%, suponiendo que hay mujeres que quieran pero no tengan las capacidades necesarias. Y si es sólo el 15%, ¿por qué narices quieren elevar esa cifra? Si hay un 85% de mujeres que son felices como mandos medios, empleadas o amas de casa, ¿por qué obligarlas a desempeñar otros trabajos? Es cierto, tal vez eduquemos a los niños para ser más emprendedores o exitosos, no lo niego. Pero como madre, lo único que me preocuparía es que sean felices. Si la niña quiere ser presidenta del Gobierno bien por ella, yo la apoyo y espero que la sociedad no le niegue la oportunidad de serlo sólo por ser mujer. Si mi hijo quiere dedicarse al ballet, estupendo, sólo espero que la gente no le mire mal y le pregunte si es gay sólo por ser hombre. Y mientras sean felices, ¿qué más da que sean empleados o directivos?

    • Milady dice:

      Buen punto de vista, lo que quieren y a qué quieren aspirar las personas. Cada uno debería ser libre de elegir objetivos, independientemente de su sexo. Uno de los problemas que veo, es que tal y como decía la mujer del vídeo, tenemos una imagen mental de líder, y esa imagen coincide con algunas características buenas sólo para los hombres. Tal vez sería bueno enriquecer el rol de líder con características típicamente femeninas, y considerar que si una característica como por ejemplo la ambición es buena para hombres, lo sea para todos. Y entonces sí que cada uno sería más libre de elegir qué quiere ser y hasta dónde llegar en ello, porque sería más libre al estar menos condicionado.

Di lo que quieras seas quien seas... (no hace falta registrarse)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s