Buenos malos

A veces, cuando leo un libro o veo una película, el protagonista es tan plano, perfecto, bueno o soso, que me resulta más interesante la parte en la que sale el malo. Para mí, un malvado carismático, inteligente o divertido, puede sumar muchos puntos en una obra, y hasta eclipsar al protagonista. Al fin y al cabo, si el protagonista lucha con un demonio malísimo sin personalidad y le gana con un chasquido de dedos, ¿qué interés tiene eso? Aquí algunos de mis ” mejores malos”:

Un hombre culto, amable, educado, misterioso, que puede hacerte sentir escalofríos en una conversación. Si añado que es asesino y caníbal ya lo habréis adivinado, el doctor Hannibal Lecter, de El silencio de los corderos. Conocedor de la psicología humana y un gran manipulador. Puede incomodar con una mirada si es lo que quiere, o hacer que le admiren y le mimem antes de asesinarlos brutalmente y comérselos, a veces con una elegancia exquisita. La Clarice que interpreta Jodie Foster está a su altura, pero en el resto de las películas es Hannibal quien se lleva la gloria, a quien recuerdas después.

A veces lo que más influye no es el personaje en sí, si no el actor. En Pactar con el Diablo, Al Pacino tiene un Diablo tan carismático, que se merienda a Keanu Reeves. En la lucha final, a lo mejor es porque no me había convencido del todo la película, pero estaba deseando que ganara el mal, era mucho mejor.

“Uno de los dos tenía que morir. Conmigo lo normal es que sea el otro” (Frank Costello)

Una de las frases del mafioso más peligroso de Infiltrados, el no sigue las reglas, las hace, el resto baila a su conveniencia. Va un paso por delante de la policía, hace saber a los de su alrededor que él es quien manda y cuando quiere puede ser sumamente desagradable, sabe poner nerviosa a la gente y es más inteligente de lo que parece. Un cabrón que hace más interesante la película (que dicho sea de paso es una de las mejores que he visto).

“No quiero verme condicionado por mi entorno. Quiero que mi entorno se vea condicionado por mí. Hace años teníamos la Iglesia, que no era más que una forma de decir que sólo nos teníamos los unos a los otros. Los Caballeros de Colón eran auténticas bestias, espagueti de pura cepa, se hicieron con su parte de la ciudad. Veinte años después de que un irlandés no consiguiera un puto trabajo tuvimos la presidencia, que en paz descanse. Eso es lo que los negros no entienden. Si tengo algo en contra de la gente de color es eso: nadie te da nada, tienes que cogerlo.” (Frank Costello)


Y como no, no podía terminar esta entrada sin hablar de Milady de Winter. Personaje de Los tres mosqueteros (A. Dumas). Dama francesa en el siglo XVII, inteligente, bella, puede seducir a un hombre solo con una buena conversación, consciente de su poder y capaz de hacer que los  hombres lleguen a asesinar para complacer sus deseos . Ellos creen que la intentan conquistar cuando es ella la que en realidad les ha seducido antes; ellas recelan, ven más sus artes, aunque no le dirán nada por el poder que ha conseguido en la corte. El cardenal Richelieu, primer ministro del rey Francés es quien le pide favores, a cambio de su protección y su influencia. Peligrosa criatura, de frágil apariencia pero mentalmente más fuerte que los hombres que la rodean, aprendió a sobrevivir de joven, y a pesar de ser un proscrita en su pueblo natal, ya lleva dos matrimonios con hombres de noble cuna (un conde francés y un lord inglés).

Por supuesto su personaje es mucho más interesante que la otra mujer importante en la vida de D’Artagnan, Constance Bonacieux, dulce, delicada, guapa, cuyo único gran defecto es ser un poco ingenua. Me quedo con Milady, lástima que en la versión de Disney y en las últimas películas no hayan sacado lo bueno de este personaje en el libro y la hayan relegado a un estúpido papel de simple guapa mala, ¿les intimidará?

Por supuesto hay algunos más de estos buenos antagonistas, como el Joker (no sabría elegir si el de Nickolson o el de Ledger), o el coronel Hands Landa de Malditos Bastardos, pero los dejo para otra ocasión.

Anuncios

4 comentarios el “Buenos malos

  1. Rk dice:

    ¡Buenas tardes! Como dices al final, hay unos cuantos antagonistas más con una presencia y personalidad que puedan ser capaces de comerse con patatas al prota ”bueno” ( ¡Darth Vader!), o simplemente ser la estrella de la película. Aunque creo que es en el mundo de las series en el que encontramos una tendencia constante a crear malvados ultracarismáticos.

    No se si te sonará Breaking Bad (actual) o Los Soprano (más antigua), son los dos ejemplos (desde mi punto de vista) más palpables.

  2. Milady dice:

    ¡Hola! Sí Darth Vader es un buen ejemplo de la (que me perdonen los fans acérrimos) sobrevalorada Star Wars.
    El problema de las series es que a veces las quieren alargar tanto que acaban cambiando al malo hasta cambiarlo de bando, o sobreexplotándolo, y ya pierde el encanto (no sé si será o no el caso de las que dices).

    • Rk dice:

      Respecto a las series me refería a que el papel de malo suele coincidir con el de protagonista, pero se crea una relación tan… ”íntima” con el, que llegas a desearle que se salga con la suya, aunque sea un canalla dedicado a delinquir, extorsionar…

      El caso que me comentas tu, de malos a los que cambian de bando, me parece una traición en toda regla en casi cualquier tipo de serie; y en las pelis igual.
      ¿Qué es eso de cambiar al malo de bando? ¡Qué ventajistas!

      • Milady dice:

        Osea, que te referías a personajes tipo Dexter o la mafia de El Padrino (criminal protagonista). Sí, parece que está de moda, aunque veo que últimamente intentan acabar dándole un toque moralista, no se vaya a escandalizar demasiado el personal… Claro que los sigo prefiriendo a los protagonistas que son planos, perfectos y siempre buenos, que se pueden acabar haciendo muy sosos.

Di lo que quieras seas quien seas... (no hace falta registrarse)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s