Cuenta la leyenda…

“My pain may be the reason for somebody’s laugh. But my laugh must never be the reason for somebody’s pain.”

Charlie Chaplin

Mi dolor puede ser la causa de la risa de alguien. Pero mi risa nunca debe ser la razón para el dolor de alguien.

Bonita frase del maestro Chaplin (o al menos San Google me dice que es suya). Y ahora os voy a contar una anécdota que habréis leído en mil sitios pero me apetece escribirla. Cuenta la leyenda, que cuando Chaplin era ya famoso, con su icónico sombrero y su bigote falso, se organizó no muy lejos de donde él estaba un concurso de imitadores de Charlot (al parecer fue en San Francisco). Al parecer los jueces no debían ser muy buenos reconociendo al personaje o recordando sus caminatas, lo que ellos no sabían es que en una de las primeras rondas eliminaron al verdadero Charlie Chaplin. Él mismo contó al Chicago Herald (el 15 de julio de 1915 según la rumorología o el radio patio de internet, no he podido encontrar el artículo en sí): “I was tempted to give lessons in the Chaplin walk, out of pity as well as in the desire to see the thing done correctly”,  Estuve tentado de dar lecciones en el andar de Chaplin, por pena tanto como queriendo verla hecha correctamente. (Quien tenga una traducción mejor que hable ahora o calle para siempre, que la frase se las trae).

Más información de esta leyenda:

Anuncios

Di lo que quieras seas quien seas... (no hace falta registrarse)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s